Mundo

Conversaciones con nuestro fotógrafo de cabecera sobre la mirada al paisaje

Viña Muriel Gran Reserva, mágica sorpresaCultura del vino
Volver al listado

Nos gusta el paisaje y nos gusta fotografiarlo. Cuando salimos al campo, nos interesa captar vistas generales y también aspectos concretos: parcelas de viña específicas, racimos y vides, los diferentes suelos, plantas y flores del entorno… Lo hacemos con las cámaras de nuestros móviles pero cuando necesitamos fotografiar con más calidad, nos apoyamos en el trabajo de un profesional como Fernando Caballero, de la empresa Reproimagen.

Desde hace años, con Fernando y el equipo de Reproimagen hemos ido ampliado la documentación visual de nuestro viñedo riojano y del paisaje en el que se enmarca. Tras recorrer viñas de todo tipo, hemos querido preguntarle cómo vive el paisaje riojano, como profesional y también como el amante de la naturaleza que es. Acompañamos la conversación con una selección de las fotografías que le encargamos en el verano de 2019 como parte de la documentación de viñedo de Muriel Wines.


¿Qué es el paisaje?

Para mí, el paisaje significa diversidad. Sobre todo en Rioja: es un país en miniatura. Tiene de todo, desde hasta lo más húmedo hasta lo más árido. La biodiversidad es tremenda. Siempre digo medio en broma que solo le falta tener mar. 


¿Y el paisaje de viña? ¿Es también diverso?

Por supuesto. Aunque a simple vista todas las viñas se parezcan, la orografía y la vegetación del entorno definen muchas diferencias. Los horizontes, los suelos, los almendros y masas de bosque, los marcos de plantación, las formas de los renques, la edad de las cepas, la época del año… Al final, todos los viñedos son distintos y a todos se les puede encontrar particularidades. Y de hecho, es el paisaje lo que marca siempre la diferencia y busco que la orografía y la vegetación acompañen los motivos principales .


¿Cuál es la mejor época para fotografiar viñedos?

Todas las épocas del año tienen algo, pero la primavera más pronta y fresca y el otoño, con sus colores son los momentos más especiales. Lo bueno de la primavera es que se puede ver el verde de los brotes tiernos y a la vez los troncos y los suelos: se puede ver todo. Últimamente me gusta mucho el invierno, también se le puede sacar mucho partido. 


¿Y el mejor momento del día?

Son dos, el amanecer y el atardecer. Por el contraste de luz y la temperatura del color que hay en esas horas. En el centro del día, el tono de luz es más anodino. Además, al amanecer se generan fenómenos atmosféricos como neblinas y brumas que son una gozada. Hace unos días estaba haciendo fotos en la zona de Valduengo, en Elciego, y había unas nubes y una salida de sol espectaculares.


Ya que mencionas Valduengo, donde tenemos viñedo, ¿cuáles son las zonas de Muriel Wines que más te gusta fotografiar?

Una de mis preferidas es El Gallo, también en Elciego. Parece que a priori no vaya a ofrecer mucho visualmente, pues es una meseta de viñedo, pero está enmarcada por dos paisajes de montaña que dan mucho: la sierra de Cantabria al norte y la sierra de la Demanda al sur. Además tiene viñas de todo tipo, el guardaviñas, la charca…. Otro lugar que me gusta mucho es San Roque, encima del pueblo. Tiene unas cepas viejas de tronco maravilloso, que juegan muy bien con el contexto general. Por su parte, la zona de Valduengo es curiosa por la gran extensión que tiene.


Desde las viñas más agrestes hasta la orilla del Ebro, hay un mundo. 

Sí, un ejemplo es Veriquete, en Lanciego, con unas lastras de piedra y unos cerezos en los laterales de la viña que forman un conjunto precioso. El entorno es más salvaje y el perfil de la sierra, muy atractivo. Es una buena muestra de las grandes diferencias en el viñedo riojano, pues no tiene nada que ver este lugar con la finca de Assa, a orillas del Ebro. Y es que los meandros del río crean unos rincones y unos parajes muy distintos, con un gran encanto.


Luego está nuestra extensa finca de Montalvillo, en Rioja Oriental.

Montalvillo, sin tener la misma belleza que el viñedo de la Sonsierra, es espectacular por su entorno de monte y por la amplitud de las vistas. Además es la mejor prueba de cómo el paisaje va cambiando con el tiempo. Esa ladera de la Sierra de Yerga no se parece en nada a lo que era hace pocos años. En general, en este mundo del vino la cepa permanece pero el paisaje cambia siempre. 


¿Sigues el trabajo de otros fotógrafos?
No tengo referentes visuales concretos, pero me gusta mucho mirar fotos. A mí las redes sociales como instagram me han venido fenomenal, me empapo de mucha información y aprendo a seleccionar. Tengo mucha curiosidad pero no soy fetichista. Ni de mi propio trabajo. Si me preguntas cuál es mi mejor foto te diría que es la que voy a hacer mañana.

El Gallo

El Gallo

Veriquete

Valduengo

Valduengo

San Roque

Montalvillo

 

 

Volver al listado
Marca Muriel Wines

También te puede interesar:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies