Cultura del vino

Reflejos e influencias del vino en la cultura de masas

Filoxera: cuando la viña sufrió su gran epidemiaCultura del vino ¿Por qué escoger un Gran Reserva?Bodegas
Volver al listado

En un anterior artículo del blog de Muriel Wines, dedicado a películas que tienen el vino como protagonista o como contexto, hablábamos de la célebre película Sideways —en España titulada Entre Copas. Uno de sus protagonistas, el proto-winelover Miles (interpretado por Paul Giamatti) es un apasionado de la uva pinot noir en su versión californiana. 

Tras el estreno de la peli en 2004, las ventas de vino de esta variedad conocieron un incremento del 16% anual. Fue un auge sin precedentes. Los bares de vino y los restaurantes de los condados de Santa Bárbara y San Luis Obispo multiplicaron su clientela, en una especie de fiebre del oro enófila. Denominaciones como Santa Maria Valley, Santa Rita Hills, Arroyo Grande, Ballard Canyon o Los Olivos entraron por la puerta grande en el imaginario vinícola de los consumidores norteamericanos. Tal es el poder del cine.

La historia del vino podría escribirse a través del reflejo que el producto y su universo de consumo han tenido en la sociedad y en los medios de masas. Una panorámica muy general nos lleva a identificar algunos de esos momentos candentes en la relación vino-cultura de masas. Como no podía ser menos, la mayor parte de estos episodios tiene lugar en Estados Unidos, siempre más desarrollado en todo lo referente a imagen, marketing y mass media.


Entre los hippies y los dandies

En la década de 1960, las grandes certezas se tambalean y surgen nuevas formas de cultura. También en el mundo del vino, con personajes fundamentales como Robert Mondavi, quien inaugura en California una nueva etapa de modernidad, expansión y búsqueda de la auténtica identidad del viñedo. Un elegante dandy en la meca del movimiento hippy.


El Juicio de Paris

Steven Spurrier era un comerciante de vinos establecido en París a quien en 1976 se le ocurrió una idea un poco loca para dinamizar su tienda: una cata a ciegas de vinos franceses y californianos del mismo perfil y variedades, básicamente chardonnay y cabernet sauvignon. Integrada por un prestigioso jurado de elaboradores, sumilleres, críticos y académicos, la cata se saldó con la sorpresiva victoria de California, que entró así, y para siempre, en el olimpo de los grandes vinos. Conocido como el Juicio de París, el acontecimiento supuso una revolución en el mundo del vino. Su influencia llega hasta hoy y en las últimas cuatro décadas ha generado innumerables comentarios e incluso una película.


El abogado del vino

Por supuesto, se trata de Robert Parker. ¿Qué otro crítico ha tenido un papel tan determinante para fijar el gusto global durante tres décadas? A pesar de la creciente aparición de opinadores, la publicación que lleva su nombre sigue destacando. Es un símbolo de una época y su relevancia va más allá de los límites estrictos del sector del vino.


Series que no hablaban de vino. ¿O sí?

La entrada en el siglo XXI coincidió con el triunfo de dos series televisivas esenciales: Sexo en Nueva York y Friends. Aunque no tuvieran nada que ver con el vino, nos ponían frente a un modelo relacional muy apetecible y mostraban el jugoso auge de las barras, los bares y la vida nocturna que ha marcado la ciudad global durante estas últimos años. Ante actuales y futuras crisis sanitarias, ¿recuperaremos ese espíritu desenfadado?


Las redes digitales

Medio de expresión, red de relación, herramienta de comunicación… Las redes escapan a toda posible definición concreta. Hoy parece que lo son todo, un gran cajón de sastre para exponer una marca pero también para ahogarse en la sobreabundancia de estímulos. Plataformas de imagen como Instagram han democratizado la percepción pública del vino, a veces al precio de estandarizar y banalizar la mirada. Seguramente, aún no hemos aprendido del todo a saber llevarlo.


Wine Folly

Madeline Puckette, creadora del blog Wine Folly, sí lo ha sabido llevar. Representa el lado más fresco, despierto y perspicaz del internet del vino. Sus diferentes niveles de contenido van de lo más lúdico a lo más didáctico. Quizá su propuesta estrella sean las infografías y los mapas de zonas vitícolas del mundo, que unen lo off y lo online, o lo que es lo mismo, la tradición con la comunicación contemporánea. En suma, ha sabido conectar con el fenómeno wine lover propio del consumismo hipster.

 

Robert Mondavi enfundado en una chaqueta de tapones de corcho (foto de Jock McDonald)

 

Foto tomada por Bella Spurrier del momento de la cata de lo que se conoció como Juicio de París (1976)

De bares y coctelerías en Sexo en Nueva York

 

Madeline Puckette, creadora de Wine Folly

 

Volver al listado
Marca Muriel Wines

También te puede interesar:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies